Saltar al contenido

Cómo reconocer un Beagle puro

Te ayudaremos a saber cómo reconocer las características físicas de un Beagle puro según la Federación Cinológica Internacional (FCI), quien se encarga de regir el estándares caninos.

como saber si un cachorro beagle es puro
A la izquierda un verdadero ejemplar de Beagle macho. A la derecha “Ada” una hembra Beagle con récords en obtención de títulos.

Recuerda que en un cachorro es casi imposible reconocer si es una raza pura.

Debes prestar mucha atención a las características de su madre y padre, para garantizar la pureza de tu Beagle.

Te dejamos el siguiente listado de características físicas que te ayudaran a conocer a un verdadero Beagle según la FCI.

Estándar de la raza Beagle segun la FCI

Cómo reconocer un Beagle puro

  • Aspecto general: sabueso bastante robusto y de cuerpo compacto. Impresión tosca sutil.
  • Características: muy alegre, cuya función principal es cazar, su fuerte son las liebres, siguiendo un rastro. Valiente, muy enérgico y con gran resistencia y determinación. En constante alerta, inteligente y con un temperamento muy equilibrado.
  • Cabeza y cráneo: cabeza de buena longitud, fuerte pero no pesada. En las hembras es mas fina y sin ceño fruncido ni arrugas. El cráneo es ligereamente ancho y con una sutil cresta occipital. Stop bien definido,  dividiendo la cabeza en su longitud entre el occipital y el extremo de la trufa en partes iguales casi a la perfección. Hocico no recortado y con labios superiores ligeramente pendulares. Trufa ancha y preferentemente de color negro, aunque se permite un menor grado de coloración en los ejemplares de color más claro. Orificios nasales grandes.
  • Ojos: color marrón oscuro o avellana,  grandes. No están hundidos en las órbitas ni son saltones. Separados entre sí y con una expresión tierna y encantadora.
  • Orejas: largas y con la punta redonda, llegando casi hasta la punta de la trufa cuando las estiramos hacia delante. De inserción baja, su textura es fina y cuelgan finamente cerca de los pómulos.
  • Boca: Los maxilares deben ser fuertes y tener un cierre de tijeras perfecto, regular y completo.
  • Cuello: suficientemente largo para permitir que el animal agache su cabeza fácilmente para poder seguir el rastro, algo arqueado y con poca papada.
  • Extremidades anteriores: hombros echados hacia atrás y no cargados. Patas rectas y firmes, situadas debajo del cuerpo. Buen volumen y osamenta redondeada. La extremidad no se estrecha en dirección hacia el pie. Metacarpos cortos. Codos firmes y sin estar hacia dentro ni hacia fuera. La altura desde el codo al suelo es casi la mitad de la altura a la cruz.
  • Pies: estrechos y firmes. Con buenos nudillos y almohadillas resistentes. Uñas cortas.
  • Cola: gruesa y ligeramente larga. Implantada alta y portada alegre, no curvada sobre el dorso ni inclinada hacia adelante desde su comienzo. Cubierta de pelo en su totalidad, en especial en su parte inferior.
  • Cuerpo: en linea recta y horizontal en la parte superior. El pecho llega, en su parte inferior, hasta debajo de los codos. Costillas arqueadas y extendidas bien hacia atrás.
  • Capa: Corta, apelmazada y resistente a climas hostiles.
  • Color: Cualquier color reconocido para los sabuesos excepto el marrón hígado. La punta de la cola debe ser blanca.
  • Talla: Altura mínima a la cruz de 33 cm, altura máxima la cruz de 40 cm.